Entrada #11: La ropa hace al hombre, y a la mujer…

11241428_746906318752238_5525924406914314120_o

La ropa que hace a la chica como el color a la flor.

Tengo una teoría, una bastante triste si eres chico. Si la ropa creciera con la persona, un hombre solo necesitaría un traje durante toda su vida para cada ocasión especial, bautizo, comunión, graduaciones, matrimonio, entrevistas de trabajo, fiestas importantes, jubilación y funeral; a todas podría asistir usando el mismo traje.

Imagínense entonces a una mujer y las decenas, o cientos de atuendos que usa durante su vida para cada ocasión que vale como importante, su bautizo, su primera comunión, sus 15 años (mi favorito), graduación, matrimonio, etc. Sería ridículo pensar que usaría lo mismo cada vez.

Aprendí viendo a las mujeres a mi alrededor que una se viste para la ocasión y el momento, que es un divino rompecabezas el elegir el “outfit” perfecto, que indique que mujer quieres ser en ese momento, que mensaje quieres transmitir y que efecto deseas causar.

Es una de las razones por las que amo mi femineidad, me da opciones que nunca habría experimentado, y para nosotras es lo hermoso de vestirse de mujer, no quiero ropa para hombres que parezca femenina, quiero ropa de mujer, ropa que cualquier mujer pudo haber usado, quiero montarme en sus tacones y mirar al mundo desde su altura, cubrir mi espalda con su seda y maquillar mi rostro para decirle al mundo, “¡Mírenme, esta soy yo!”.

Es que sólo abrir el cajón de la ropa intima es una aventura. ¡No me hagan comenzar con la ropa intima! Es un tema al que le dedicaré mi próxima entrega, toda dedicada al placer del encaje, las transparencias y esas delicias que tocan tu piel desnuda.

A la final, la ropa es una armadura, una forma de expresión, una extensión de quien somos por dentro y un aviso muy claro de cómo queremos ser vistas. Es divertido y muy interesante explorarse a una misma a través de cómo se ve.

Hoy inténtalo, ponte algo que nunca pensaste podrías usar, juega con tu guardarropas, explora tu propia personalidad, diviértete con lo que te pondrás. Sé como una niña que descubre su propia femineidad en el closet de su mamá.

Al final, tú eliges que flor quieres ser y de qué color quieres que te vean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s