Entrada #18: Me huele a mujer

Srta Shar - Entrada 18

Me vio depilada, me leyó las intenciones y me dijo “me huele a mujer”.

No siempre es bueno cuando alguien puede leerte como un libro abierto, cuando te haces evidente a alguien más en tus acciones e ideas, cuando perderías todas tus fichas en la partida por que te conocen demasiado bien, pero siempre hay excepciones.

Mis más cercanas, son más que amigas, son hermanas; ellas han aprendido a verme por lo que soy y no lo que aparento, a darle la debida importancia a cada lado de mi existencia, al “él” y a la “ella”, a saber a respetar, a compartir y a amar cada versión de mí.

Mi cuñada, mi otra hermana, me sorprendió al “leerme” como si lo tuviese escrito en la cara. Cuando notó que estaba depilada de pies a cabeza luego de muchos meses, me miró y me dijo “Mmm aquí me huele a mujer” y no contenta con eso, luego de contarle nuestros planes de visitar a una de esas amigas que conocen todo sobre mí, me ofreció “¿Te ayudo? ¿Necesitas que haga algo?”, todo para hacer más fácil y feliz mi nueva aventura al mundo de lo femenino.

La misma noche, ya en nuestro destino, mi esposa y yo estábamos sentadas con nuestra queridísima cómplice y confidente, pero aun vestida de chico; los nervios me atacaban por volverme a “montar” y mi amiga sintiéndolo en mí, sólo me dijo “creo que ya es hora que vayas a arreglarte”, mi esposa me tomó de la mano y juntas fuimos a iniciar la transformación. Esta amiga en particular, nunca me trata de chico, para ella soy Shar sin comportar como vista, nunca tiene que lidiar con mi lado masculino, salvo en contadísimas ocasiones en público, y ya ha aprendido a conocerme como se conocen las amigas de verdad, sólo una mirada, un gesto o una palabra y sabe lo que pienso y siento.

Son mujeres con las que no me gustaría jugar al póker, pero me encanta que haya llegado a conocer a Sharom tan bien, así como se conoce a una hermana o mejor amiga. No hay secretos porque mi mayor secreto lo conocen de sobra, no ha necesidad de engañar ni de fingir, le dejamos eso al resto de mundo que no sabe cuánto unen las confidencias a las chicas.

Que te conozcan, te entiendan y te traten como quien eres, que puedan anticiparse a lo que vas a decir o quieres hacer, que les alegren tus alegrías y te acompañen en tus tristezas, es de valor incalculable para quienes tenemos una vida escondida.

Cuando ella dijo “me huele a mujer”, sabía muy bien de lo que hablaba.

Anuncios

7 comentarios en “Entrada #18: Me huele a mujer

  1. Que divino que tu mujer comprenda tu enorme lado femenino. No todos tienen esa suerte. porque oler tod@s olemos a mujer, pero algunas se hacen las locas….

    Me gusta

  2. Hola me gusto tu relato en forma de vivencia o vivencia en forma de relato..me gustaria compartir que estoy leyendo la obra El travestista Y su Esposa de Viginia Charles Prince y nos brinda una perspectiva de lo que sentimos los travestis y pero tambien de nuestras parejas donde el enfoque es como sobrellevar esta forma de vida de la forma mas abierte y placentera posible..saludos hermosas

    Me gusta

    1. Gracias por tus palabras Joy y por tu colaboración, ese es un gran libro que ha ayudado a muchas de nosotras y nuestras esposas a comprender esto que somos y nuestra relación con ella.
      Gracias por leer y ayudarnos a que estas líneas lleguen a más personas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s